Quiérete a ti mismo para querer a los demás, reza el antiguo proverbio. Lo primero es cuidarse para verse y sentirse bien

Somos muy privilegiados de disfrutar del país del sol, y nos vemos más favorecidos que nunca luciendo una piel morena. Sin embargo, los rayos nocivos resecan nuestra piel y nuestro cabello, manifestándose sobre todo al dejar de tomarlo. Lo mismo ocurre con el cloro de las piscinas, la sal, la arena y muchas horas de exposición al aire libre.

Lo que más se deteriora con las vacaciones estivales es la piel y el cabello.  Conserva tu moreno, recupera suavidad y brillo en el pelo, consigue un cutis suave y una piel tersa. No es necesario pegar un sablazo a nuestros bolsillos. Está al alcance de todos con nuestros trucos y consejos, y te sentirás muy bien al comprobar los sorprendentes resultados. En este número nos centraremos en el cuidado del cabello

EL CABELLO

Un cabello sano es uno de los atractivos principales de las mujeres.  Después del verano está castigado, reseco y falto de nutrientes .se vuelve mate y pierde movilidad, es un cabello apagado y con aspecto pajizo. Lo primero de todo es acudir a la peluquería para que te hagan un corte de otoño. Si quieres dar un aire nuevo a tu look pide consejo a los especialistas del estilo que más favorezca a tu rostro, pero si estas contenta con tu estilo y no quieres cambiar, simplemente di que te corten lo necesario para eliminar las puntas abiertas o dañadas y hacer un saneado general.  Es una costumbre que debe hacerse al menos tres veces al año para que tu pelo crezca sano y fuerte.

A partir de ahí empieza el tratamiento en casa:

Lavate el pelo dos o tres veces por semana.  Para el lavado usar un champú reparador con un pH neutro adecuado para cabello dañado. Utiliza agua tibia para enjuagar, nunca muy caliente.

Después de cada lavado usar una mascarilla reparadora para cabellos castigados, dejando actuar cinco minutos. Aclara con agua abundante.

Haz el ultimo aclarado con una infusión de romero, tomillo o salvia, a la que añadirás opcionalmente un chorrito de vinagre de manzana. Masajea suavemente antes de secar con la toalla.

El romero  es especialmente para cabellos grasos porque regula la secreción de sebo. Además, con el romero conseguimos mejorar, de manera gradual, la textura, el brillo y la estructura del pelo..

. La salvia aporta fuerza a la fibra del cabello y además le proporciona brillo. Por otro lado previene la oxidación del pelo, debido a sus propiedades antioxidantes.

El tomillo trabaja en la salud del cabello, devolviéndole el buen aspecto, el brillo y la fuerza.

Por su parte, el vinagre de manzana, es rico en ácidos y flavonoides. Gracias a estos nutrientes  cuenta con excelentes propiedades antisépticas y antibacterianas, por lo que limpia profundamente el cabello y evita afecciones como descamaciones, caspa u otras irritaciones que dañan el pelo. El vinagre también suaviza la cuticula del cabello, lo que lo convierte en un acondicionador excelente

A continuación quitar la humedad con la toalla limpia .

Evita el uso de ceras, espumas, y geles fijadores, ya que contienen alcohol , nada recomendable para el pelo dañado.

No olvides nunca aplicar un serum reparador antes de secar, ya que además de ser un concentrado de vitaminas y nutrientes, protegerá tu pelo del efecto nocivo del calor del secador y le aportará la ductilidad para conseguir tu moldeado preferido. Además, este concentrado de principios activos protegerá al cabello de futuras agresiones por agentes externos, Además el serum sella las cutículas capilares, hidrata y nutre en profundidad, previene y elimina el encrespamiento, repara las puntas abiertas y el pelo dañado, ofrece brillo y suavidad extra a la melena

Para que tu pelo no se apelmace ni ofrezca un aspecto demasiado grasiento, nunca te pases con la dosis del serum. Un par de gotitas serán suficientes para dejarlo sedoso y brillante. Antes de aplicarlo frótalo entre las yemas de los dedos para, a continuación, extenderlo en puntas y capas medias, nunca en la raíz.

Después de aplicarte el serum ya estarás lista para secarte el pelo. Jamás uses el secador sin boquilla, puedes chamuscar literalmente tu cabello.

Evita en lo posible planchas pinzas y tenacillas eléctricas, y en su caso no olvides nunca aplicarte un protector para el calor.

Para completar tu tratamiento reparador e hidratante en profundidad, tomate un tiempo para aplicarte una mascarilla una vez a la semana. Cuando compruebes que el cabello ha dejado de estar seco, aplícate este tratamiento sólo una vez al mes y comprueba si es suficiente para tu cabello, si no, aplícatelo cada dos semanas.

Otro consejo, no uses siempre la misma mascarilla, es mejor ir variando los ingredientes así le damos al pelo los distintos nutrientes que necesita.

La forma de aplicar las mascarillas para que su efecto sea mayor es muy sencilla siguiendo los siguientes pasos:

  • Nunca la apliques en seco. Es mejor lavarlo antes, pero en caso contrario humedece tu pelo con un spray de agua
  • Divide tu melena en cuatro trozos y aplica la mascarilla por cada uno de ellos con una brocha, desde la raíz pero insistiendo en medios y puntas, y dando una cantidad mas generosa en la capa externa.
  • Tapa con un gorro o papel film.Una alternativa al gorro: Mete una toalla en el microondas y cuando esté caliente enróllala en la cabeza. El calor favorece la penetración de todos los principios activos
  • Deja actuar 15 -20 mts . Nunca esperar a que el pelo se seque, pues de ese modo los ingredientes pueden quedarse pegados siendo difícil el aclarado. Por ultimo retiramos la mascarilla enjuagando, preferiblemente con agua fría, para sellar las cutículas.

Si además quieres aportar un brillo espectacular a tu melena por un día, puedes conseguirlo mediante un gloss o barniz para el pelo. Puedes comprarlo en una tienda especializada, pero también te proponemos una alternativa casera para obtener un brillo extra para un día especial.

El único ingrediente de este remedio es la clara de huevo. Esta hace brillar el pelo,y además aporta vitaminas, elimina el exceso de grasa y protege de agentes externos como la contaminación. (No es conveniente abusar de la clara de huevo si tienes el cabello seco, a no ser que la mezcles con la yema.)

Este es un truco al que muchas celebrities recurren para dar a su cabello un brillo radiante al instante, Después de lavar el cabello extrae el exceso de humedad con una toalla. A continuación divide tu melena en cuatro partes y únta con una brocha la clara de huevo previamente batida a punto de nieve para facilitar su aplicación.

Deja que penetre durante media hora para aclarar a continuación con agua tibia. Si cubres todo el cabello con una toalla caliente previamente metida en el microondas a tal fin, el efecto será aún mayor.